Geología y Medioambiente
twitter facebook rss

Turbinas eólicas flotantes

Es un globo que eleva una turbina eólica.

Es la manera más simple de describir la tecnología que está siendo desarrollada por la empresa Altaeros Energies, liderada por Ben Glass, inventor y CEO de la joven compañía. Glass ha imaginado las posibilidades de un globo y la tecnología de los dirigibles para elevar una turbina eólica.

Apuntando alto

La mayoría de los constructores de turbinas eólicas están compitiendo para fabricar turbinas cada vez más altas para aprovechar los vientos más energéticos que se encuentran a unos 150 m. Altaeros va más mucho más arriba con su nueva turbina BAT, (Buoyant Airbone Turbine), se aprovecharán los vientos encontrados a 600 m. de altitud.

A esta altitud, las velocidades del viento son mayores y los vientos portan de 5 a 8 veces más densidad energética. Como resultado, la tecnología BAT puede generar más de dos veces la energía de una turbina similar montada sobre una torre.

La instrumentación clave de la tecnología BAT incluye un novedoso diseño aerodinámico, materiales composite hechos a medida, y un sistema de control innovador.

El armazón inflable de helio canaliza el viento a través de una turbina eólica liviana. El armazón se autoestabiliza y produce un ascenso aerodinámico, que se suma a la flotabilidad. Amarres múltiples de alta resistencia mantienen el BAT en su lugar y un único amarre conductivo, transmite la energía hacia una estación de tierra móvil.

El sistema automático de control del BAT asegura que la operación sea segura y eficiente, lo más destacable de esto es la capacidad para ajustar la altitud de forma autónoma, para conseguir optimizar la producción de energía. El primer modelo BAT es de 15 por 15 metros, se puede portar en un contenedor y no requiere de grúas o de cimientos para su instalación.

Logrando clientes

Altaeros_Prototype_Flight_Low_Scaled

Aerogenerador BAT © Altaeros

Los generadores diésel son la manera habitual de producir electricidad en áreas rurales o en áreas desconectadas de la red de abastecimiento, el diésel es caro de entregar a estas poblaciones, y aunque su instalación es barata, es cara de mantener y operar.

Debido a esto, los clientes remotos pagan normalmente más de 30 céntimos de dólar por kilovatio/hora por su electricidad. El BAT tiene el potencial de traer energía eólica accesible a estas comunidades e industrias. El primer modelo proveerá energía suficiente para una pequeña comunidad, alrededor de una docena de casas Americanas.

Combinando aumentos significativos en la producción de energía y la capacidad para instalar la unidad en 24 horas, el BAT reduce sustancialmente el coste de la energía y el tiempo que tardan los clientes en cubrir sus necesidades energéticas. En el futuro, Altaeros espera desplegar BAT en situaciones de emergencia cuando el acceso a la electricidad no esté disponible.

Como otros globos fijados a tierra, los BAT de Altaeros pueden portar comunicaciones, Internet y sensores junto a la turbina para proveer de servicios adicionales a los clientes. La adición de esta carga útil en el equipamiento, no afecta al rendimiento de los BAT.

Ampliación

Altaeros se fundó en 2010 en el Instituto de Tecnología de Massachusetts. La empresa ha recibido subvenciones de la NSF Small Business Innovation Research (SBIR) grants (Fase I y Fase II) para ensayar un novedoso tejido de bajo coste, alto rendimiento, adaptable a la carcasa del BAT, y para desarrollar sus turbinas de viento en módulos para optimizar el rendimiento energético y para una instalación sencilla.

Altaeros ha recibido recientemente una financiación de $7 millones de dólares para continuar con el desarrollo y la comercialización de esta tecnología.

“Los nuevos productos están siendo desarrollados por el equipo de Altaeros son excitantes porque tienen el potencial para ofrecer un nuevo método para la generación de energía, que es portable, confiable, rápida de desplegar, y medioambientalmente amigable”, según Ben Schrag, director del programa de NSF, SBIR. “Esta tecnología tiene el potencial para evitar muchos de los desafíos clave con los que enfrentan los aerogeneradores tradicionales.

 

El artículo original procede de:

http://www.nsf.gov/discoveries/disc_summ.jsp?cntn_id=134023&WT.mc_id=USNSF_51&WT.mc_ev=click

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Submitted in: Energía Eólica | Etiquetas: , ,